sábado, 16 de mayo de 2009

Ejercicios Para Enfermos Cardíacos


EL EJERCICIOS DESPUÉS DEL INFARTO:

El ejercicio es fundamental en la rehabilitación de los pacientes con cualquier tipo de cardiopatía, incluso los que han sufrido infartos. El primer paso es consultar al médico, que determinará el nivel de esfuerzo, por medio de una ergometría o prueba de esfuerzo. El especialistaen este caso el entrenador personal, diseñará el programa de rehabilitación cardíaca que puede incluir apoyo psicológico.

EL EJERCICIO IDEAL:


El más beneficioso es el llamado aeróbico: caminar, correr, andar en bicicleta y nadar. En este tipo de actividades se movilizan muchos grupos musculares. Mientras que el ejercicio estático o anaeróbico tiene menos efectos positivos para el corazón y puede resultar peligroso si no se hace de forma controlada.

EXTRA: Beneficios de la práctica deportiva

* Controla la tensión arterial, lo niveles de colesterol y de glucosa.
* Ayuda a bajar y controlar el peso.
* Disminuye la formación de coágulos sanguíneos y aumenta la capacidad para disolverlos.
* Mejora la forma física y la tolerancia al ejercicio.
* Ayuda a que el corazón funcione mejor: reduce el número de latidos por minuto, mejora su contracción y desarrolla nuevas arterias.
* Reduce las arritmias.
* Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.
* Mejora la calidad de vida, reduce las recaídas y la mortalidad.

Qué precauciones tomar?

* Nunca se debe iniciar la actividad física sin haber consultado a un especialista sobre los ejercicios más adecuados y a qué intensidad practicarlos.
* No comience un deporte sin haber tenido un entrenamiento físico previo.
* La actividad debe hacerse de forma progresiva. Evite esforzarse demasiado. No obtendrá ningún beneficio y puede llegar a ser peligroso.
* De nada sirve ejercitarse si no se tiene una dieta saludable, una adecuada medicación y se controla el peso.
* Tras el primer mes, el médico podría autorizar correr, practicar natación y bicicleta estática, siempre con la frecuencia cardiaca bajo vigilancia, (en nuestro caso con reloj pulsómetro POLAR).

martes, 5 de mayo de 2009

Contraindicaciones de las máquinas vibratorias (POWERPLATE)



El mundo del fitness como muchas cosas de nuestra vida se rige por las modas. Actualmente existe una demanda creciente de realizar ejercicios en máquinas vibradoras (plataformas vibratorias), una moda que va en aumento y que numerosos centros deportivos ya ofrecen.

Este nuevo método de entrenamiento utiliza la vibración y el movimiento del cuerpo como base para conseguir una mejor forma, unos músculos más fuertes y una óptima forma general... Siempre hemos alabado las virtudes de estas máquinas, pasando por alto la contraindicaciones que pueden tener.

Cuando utilizamos estas plataformas, nuestro cuerpo experimenta un movimiento vibratorio que es el causante del trabajo muscular inducido por éste. Pero, a pesar de parecer una práctica totalmente inocua, en muchos casos no lo es, pues puede afectar la salud de los usuarios. A pesar de que es un tipo de forma de entrenamiento que está al alcance de todos, no todo el mundo puede utilizar estas máquinas.

Al ser la vibración su principal activo, estas máquinas desencadenan en el organismo un movimiento que en muchos casos puede ser exagerado. Las personas que sufren algún tipo de lesión no pueden utilizar estas máquinas, pues el movimiento puede empeorar la situación actual de la misma, y estropear el proceso natural de curación iniciado por el organismo. Lo mismo sucede si padecemos algún tipo de hinchazón producido por golpes. Es importante solucionar este problema antes de entrenar en estas máquinas.

Para las personas que se encuentran cansadas, o que tienen demasiado estrés es aconsejable no utilizar estas máquinas vibratorias en sus entrenamientos, ya que en vez de ayudarlas a relajarse y mejorar su estado general lo que conseguirán es alterarlo más.

Las personas que hayan sufrido alguna intervención quirúrgica tampoco pueden practicar sus entrenamientos en estas máquinas, ya que el proceso de curación se puede retrasar o incluso empeorar a causa del exceso de movimiento. El reposo es el mejor aliado en estos casos. Es importante recuperarse para poder volver a utilizar esta técnica de entrenamiento.

Las máquinas vibratorias no están aconsejadas en personas que sufren algún tipo de enfermedad crónica como varices o cualquier afección del sistema circulatorio, problemas oculares como cataratas… Los huesos son otra parte que se puede ver afectada por la vibración de estas máquinas, y por ello las personas que padecen osteoporosis o que tienen delicados los huesos y las articulaciones no deben utilizarlas.

Pero no solamente estas personas no las pueden utilizar, sino que las mujeres embarazadas (consultar programas para embarazadas de Axiona Personal Trainer) deben evitarlas, las personas que llevan marcapasos, clavos o cualquier tipo de prótesis. Los enfermos de epilepsia no las tienen que utilizar bajo ningún concepto, así como aquellos que padecen algún tipo de hernia, ya que estas personas pueden ver agravada su dolencia.

Axiona Personal Trainer considera más que importante que tengamos esto en cuenta para evitar llevarnos algún susto al utilizar estas máquinas qué actualmente están en boga y pueden convertirse en una estrella de los gimnasios. Al tratarse de un movimiento artificial puede afectar a nuestro organismo y lo tenemos que tener en cuenta para evitar males mayores.


Fuente: vitonica.com (Adaptación por Lic. Prof. Federico Nusssbaum - Axiona Personal Trainer)